Home News Se llega a un veredicto de culpabilidad en el caso de asesinato...

Se llega a un veredicto de culpabilidad en el caso de asesinato de una mujer de Pleasanton cuyo cuerpo fue encontrado desmembrado en la costa de Alameda

47
0



OAKLAND – Un ex favorito de los opositores del movimiento #MeToo fue declarado culpable el lunes de matar a su prometida dentro de su apartamento en Pleasanton y desmembrarla en un baño con herramientas eléctricas.

Joseph Roberts, de 43 años, guardó silencio mientras se leía la decisión del jurado en una sala del tribunal de Oakland. Los jurados lo declararon culpable de asesinato en segundo grado por el asesinato en julio de 2023 de Rachel “Imani” Buckner, de 27 años, una recién graduada de la facultad de derecho cuyo torso destrozado fue encontrado envuelto en una bolsa de plástico y atado con cinta adhesiva en la costa de Alameda. .

En la galería, los familiares de Buckner sollozaron ante el veredicto que coronó un espantoso juicio de un mes de duración, que incluyó un examen doloroso y detallado del cadáver mutilado de Buckner.

El jurado emitió su veredicto en su tercer día de deliberaciones. Roberts enfrenta entre 15 años y cadena perpetua cuando sea sentenciado el 14 de junio.

Durante el juicio, los fiscales describieron a Roberts como un “maestro manipulador” que eludió numerosas denuncias de violencia doméstica en el año y medio anterior a la muerte de Buckner, todo antes de recurrir a Tinder y simplemente continuar con su vida después del asesinato de julio de 2023.

Fue una representación que los abogados de Roberts ridiculizaron como una cortina de humo para ocultar la incómoda realidad de que todas las pruebas en su contra eran circunstanciales. Como resultado, dijeron sus abogados, los miembros del jurado se quedaron con meras “especulación” sobre cómo murió Buckner y si Roberts realmente la mató.

Las autoridades alegaron que Roberts mató a Buckner el 14 de julio de 2023 en su apartamento de Pleasanton, que compartían mientras asistían juntos a la facultad de derecho en la Universidad Golden Gate. Aproximadamente una semana después, un transeúnte encontró el torso destrozado de Buckner metido dentro de una bolsa de basura de plástico negra atada con cinta adhesiva cerca del puente Bay Farm Island en Alameda.

Si bien nunca se encontraron su cabeza, manos y pies, los investigadores detectaron un fragmento de hueso que contenía el ADN de Buckner en el desagüe del baño de la pareja, cerca de grandes botellas de productos químicos de limpieza. El cuerpo en sí contenía cortes parciales debido a “comienzos en falso” donde la sierra de Roberts se enganchó en un hueso.

“Miren el cuerpo de Imani”, dijo la fiscal adjunta Colleen Clark al jurado durante su argumento final. “Ese es el cuerpo de una víctima de asesinato. La forma en que la desmembró, la forma en que cortó su cuerpo”.

Clark cuestionó la decisión de Roberts de deshacerse de las alfombras del apartamento, especialmente después de que la pareja debía 80.000 dólares en alquileres atrasados ​​y multas, y estaba a punto de ser desalojada. Los registros telefónicos muestran que Roberts viajó a Alameda cerca del área donde se encontró el torso de Buckner, dijo Clark. Más tarde, Roberts usó el teléfono de Buckner para dejar su trabajo para que su jefe en Jo-Ann Fabrics no fuera alertado de la desaparición de Buckner.

Sin embargo, en un minucioso argumento final de dos horas de duración el miércoles pasado, el abogado de Roberts refutó punto por punto las pruebas que los fiscales presentaron al jurado, calificándolas todas de “conjeturas”. La abogada, Annie Beles, aprovechó el hecho de que no se encontró sangre de Buckner en la cocina, el baño, el congelador o el automóvil de la pareja, y sólo se encontró una cantidad “minúscula” en el dormitorio, dijo Beles. El ADN de Roberts tampoco se encontró en su cuerpo, que los investigadores no tomaron muestras, agregó.

Sin nadie que se presentara para ofrecer testimonio de testigos oculares sobre quién mató a Buckner o quién se deshizo de su cuerpo, el caso quedó reducido a “especulación tras especulación tras especulación”, dijo Beles.

“No se trata de lo que podría haber sucedido, y no se trata de lo que podría haber sucedido”, dijo Beles al jurado durante los argumentos finales del miércoles. “Se trata de lo que hay que demostrar, ¿verdad?”

Fuera del tribunal el lunes, Beles y su compañero abogado defensor Charles Woodson declinaron hacer comentarios.

El caso arrojó una nueva luz sobre el manejo de las denuncias de violencia doméstica por parte del Departamento de Policía de Pleasanton, con Clark burlándose de los oficiales por estar “encantados” por un hombre que obviamente mentía acerca de abusar de Buckner. Antes del inicio del juicio, los fiscales detallaron unos 17 informes de fuertes gritos, golpes y golpes en el apartamento, todo lo cual condujo al mismo resultado “infructuoso”, afirmaron los fiscales. Eso se debe a que los agentes de policía se marchaban después de unos cuantos golpes o porque Buckner insistió en que estaba bien y les dijo a los agentes que se marcharan.

“La policía le permitió salirse con la suya (mentir)”, dijo Clark durante los argumentos finales. Se centró en un informe en particular, en el que Roberts afirmaba que dos teléfonos móviles del apartamento eran suyos, momentos después de decir que uno pertenecía a Buckner. “Están allí charlando, riendo, hablando con él sobre golf y permitiéndole seguir abusando de Imani”.

Buckner y Roberts se conocieron mientras estudiaban derecho en la Universidad Golden Gate. Pero después de enamorarse de él, Buckner comenzó a separarse de amigos y familiares, a instancias de Roberts, dijo Clark. Para el 14 de julio de 2023, el día en que los fiscales creen que fue asesinada, no había nadie en su vida además de Roberts, dijo.

Durante su relación, Roberts escribió un artículo de opinión para USA Today, denunciando el movimiento #MeToo diciendo que había sido acusado falsamente de agresión sexual. Betsy DeVos, exsecretaria de Educación de Estados Unidos durante la presidencia de Trump, usó a Roberts como ejemplo cuando defendió la revocación de las protecciones de la era Obama para presuntas víctimas de agresión sexual en los campus universitarios.

Roberts fue elegido en 2020 para servir como delegado en el Comité Central Republicano del Condado de San Francisco y habló abiertamente sobre cómo los miembros de la hermandad de mujeres de la Universidad Estatal de Savannah en Georgia lo acusaron erróneamente de acoso sexual.

El redactor Nate Gartrell contribuyó a este informe.



Source link

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here